• Morales & Zaragoza. Avd. Ruzafa, 11. 1º. 03501 Benidorm (Alicante)

    Noticias

Vivienda habitual y separación

Si se separa de su cónyuge y es usted quien debe abandonar la vivienda del matrimonio, todavía podrá disfrutar de algunos incentivos del IRPF aplicables a la vivienda habitual. Vea qué requisitos deben darse para ello.

 

Deducción por vivienda

Vivienda de los hijos. Recuerde que si usted y su cónyuge son propietarios de una vivienda adquirida antes de 2013 (por la que han disfrutado en su IRPF de la deducción por vivienda habitual desde entonces) y se separan: 

  • El cónyuge que siga viviendo en el inmueble tras la separación podrá seguir disfrutando de la deducción por las cuotas de préstamo satisfechas, como hasta ahora (en proporción a su cuota de titularidad en el inmueble y mientras éste constituya su vivienda habitual).
  • El cónyuge que abandona la vivienda también podrá hacerlo si sigue pagando su parte de la hipoteca.¡Atención!  Eso sí, en ese caso es preciso que la pareja tenga hijos comunes y que el inmueble siga constituyendo la vivienda habitual de éstos y de su excónyuge. 

Te compro el piso. Si más adelante el cónyuge que reside en la vivienda adquiere la parte del otro, podrá seguir disfrutando de la deducción por las cuotas del préstamo que satisfaga, pero sólo por la parte adquirida antes de 2013. ¡Atención!  No podrá hacerlo por la parte adquirida al otro cónyuge (esto sólo sería posible si dicha parte también hubiese sido adquirida antes de 2013). 

Exención por reinversión

Sin tributar. En esta compraventa entre cónyuges también es aplicable la exención por reinversión (igual que si la vivienda se vendiese a un tercero). Apunte.  En concreto, si el cónyuge que vende su parte obtiene una ganancia patrimonial por dicha venta, podrá declararla como exenta si reinvierte el importe obtenido en la compra de una nueva vivienda habitual. 

Dos años. No obstante, en estos casos hay que estar atento al plazo en el que se vende la vivienda y en el que se reinvierte. ¡Atención!  Si quien vende es el cónyuge que ha dejado la vivienda, para disfrutar de la exención por reinversión será preciso que se cumplan los siguientes requisitos: 

  • Que la venta se realice dentro de los dos años siguientes a la separación. ¡Atención! Pasado ese plazo, la vivienda ya no se considerará vivienda habitual del vendedor, por lo que no podrá acogerse a ese incentivo. 
  • Y que la reinversión se realice dentro de los dos años siguientes a la fecha de venta (o ya se haya realizado dentro de los dos años anteriores). ¡Atención!  La ley exige que la reinversión se realice dentro de ese período. 

Consejo. Por tanto, si es usted quien deja el inmueble y quiere vender su parte (bien porque su excónyuge se lo compra, bien porque se ponen de acuerdo y ambos venden el 100% de la vivienda a un tercero), haga lo posible para realizar dicha venta antes de que pasen dos años desde que dejó de vivir en la vivienda. Si vende más tarde, ya no podrá acogerse a este beneficio fiscal. 

¿Discriminatorio? Impedir la exención cuando la venta se realiza pasados los dos años desde la separación puede considerarse discriminatorio respecto a matrimonios con más recursos (que al poco de separarse puedan realizar dicha compraventa), por lo que es posible que en el futuro la ley se flexibilice y la exención se amplíe incluso a ventas realizadas pasados los dos años. Apunte.  A estos efectos, sepa que desde 2014 el territorio foral de Vizcaya ya modificó la ley en estos casos, y que en 2017 el Defensor del Pueblo también recomendó modificar la ley estatal. 

Al separarse, si en la vivienda siguen viviendo los hijos comunes, el excónyuge que deja el inmueble todavía puede disfrutar de la deducción por compra. Y, cumpliendo ciertos requisitos, también de la exención por reinversión.