• Morales & Zaragoza. Avd. Ruzafa, 11. 1º. 03501 Benidorm (Alicante)

    Noticias

La reestructuración posterior no afecta

La donación de acciones o participaciones de empresas familiares disfruta de importantes incentivos fiscales. No obstante, ¿se mantienen estos incentivos si posteriormente dichas empresas se fusionan o se escinden?

 

Reestructuración

Incentivos. Como sabe, la donación de acciones o participaciones de empresas familiares disfruta de una bonificación del 95% en el Impuesto sobre Donaciones. Apunte.  Recuerde los requisitos necesarios para disfrutarla: 

  • El donante ha de tener 65 años o más, o bien encontrarse en situación de incapacidad permanente (absoluta o gran invalidez).
  • Si el donante venía ejerciendo funciones de dirección, deberá dejar de hacerlo y de percibir remuneraciones por dicha causa. Apunte.  Eso sí, podrá seguir siendo miembro del órgano de administración (aunque de forma pasiva). 
  • El donatario deberá mantener lo adquirido en condiciones que le permitan seguir disfrutando de los incentivos de las empresas familiares durante diez años. 

Mantenimiento. Pues bien, este último requisito suele generar algunas dudas. Y una de ellas se refiere a qué ocurre si después de la donación se procede a una reestructuración de empresas y los nuevos titulares acaban recibiendo acciones o participaciones de otra (como consecuencia de una operación de fusión, escisión o canje de valores). Apunte.  Pues bien: 

  • Estas operaciones no afectan a la reducción disfrutada en el Impuesto sobre Donaciones. ¡Atención!  Sólo afectarían si no quedasen afectas al régimen de neutralidad fiscal que les es aplicable y, además, pusieran de manifiesto una importante pérdida de valor. 
  • Pero si la reestructuración queda acogida al régimen de neutralidad (o, sin quedar acogida, no pone de manifiesto una pérdida de valor sustancial), no se perderán los incentivos disfrutados en la donación (siempre que, además, las acciones o participaciones recibidas permitan seguir aplicando a sus titulares los incentivos de la empresa familiar). 

Venta posterior

Plazo. La segunda duda se plantea en el momento en que alguno de los donatarios quiere vender las acciones o participaciones antes de los diez años (porque han surgido desavenencias entre los hermanos, por ejemplo). Apunte.  Pues bien, tampoco perderá los incentivos si tras dicha transmisión reinvierte en un nuevo negocio por el que siga teniendo derecho a los incentivos fiscales de la empresa familiar: 

  • En definitiva, lo que quiere Hacienda es que siga existiendo una actividad económica (aunque sea distinta a la que inicialmente se transmitió y dio derecho a las reducciones en el Impuesto sobre Donaciones). 
  • Lógicamente, este problema no se planteará si la venta se produce una vez transcurrido el plazo de mantenimiento previsto por la normativa. 

Valor de adquisición. Recuerde que en estas ventas el titular conservará la fecha y el valor de adquisición del donante que le transmitió las participaciones. Apunte.  Ello puede suponer una importante reducción del IRPF aplicable a la ganancia: si las participaciones fueron adquiridas antes del 31 de diciembre de 1994, tendrá derecho a disfrutar de los coeficientes de abatimiento, reduciendo así su coste fiscal. 

Fuente

Consulta DGT V1605-17 de 21 de junio de 2017.

Consulta DGT V1165-14 de 28 de abril de 2014.

Los incentivos se mantienen siempre que las acciones o participaciones recibidas en las operaciones de reestructuración también den derecho a los incentivos de la empresa familiar.