• Morales & Zaragoza. Avd. Ruzafa, 11. 1º. 03501 Benidorm (Alicante)

    Noticias

Condición suspensiva de venta

Si su patrimonio está constituido principalmente por inmuebles y piensa que sus herederos tendrán problemas para hacer frente a los impuestos de la herencia, plantéese constituir un legado con condición suspensiva de venta...

 

Falta de liquidez

Impuestos. Cuando se reciben inmuebles en herencia, uno de los principales problemas con el que suelen encontrarse los herederos es la falta de liquidez para hacer frente a los impuestos que deben satisfacer: 

  • Por un lado, como ocurre con el resto de bienes, el Impuesto sobre Sucesiones (ISD), cuyo importe depende de la comunidad autónoma en la que residía el causante.
  • Por otro, la plusvalía municipal, que es mayor cuanto más años hayan transcurrido desde que los inmuebles fueron adquiridos.

Dificultades para pagar. Dado que dichos impuestos pueden ser elevados, muchas veces los herederos tienen dificultades para hacerles frente, y se ven obligados a vender parte de los inmuebles recibidos por debajo de su valor real (para obtener liquidez). Apunte.  Pues bien, si piensa que sus herederos pueden llegar a encontrarse en esta situación, plantéese constituir lo que se denomina “legado con condición suspensiva de venta”. Vea cómo funciona. 

Condición suspensiva de venta

Legado. Si en su patrimonio sólo hay inmuebles, establezca las siguientes cláusulas en su testamento (en lugar de dejarlos como herencia): 

  • Que constituye como legado el dinero que se obtenga por la venta de los inmuebles que usted especifique, venta que los beneficiarios deberán realizar en un determinado plazo. 
  • Que en caso de que transcurra ese plazo sin haberse realizado la transmisión, los beneficiarios del legado adquirirán la propiedad de los inmuebles. 

Diferimiento. Gracias a actuar de esta forma, la transmisión de los inmuebles incluidos en el legado no se producirá hasta el momento en que se cumpla la condición (su venta), o bien hasta que transcurra el plazo establecido. ¡Atención!  Y no será hasta ese momento en que empezarán a correr los plazos para pagar los impuestos, consiguiéndose así diferir la tributación.

Ejemplo. Usted es propietario de un piso (su vivienda habitual) y de un chalé en la playa. Si cree que sus hijos no tendrán liquidez suficiente cuando fallezca y que deberán vender el chalé para pagar los impuestos, constituya un legado (según lo indicado) sobre dicho inmueble. Apunte.  También puede constituirlo sobre su vivienda habitual, pero en este caso existen bonificaciones en el ISD y, en muchas localidades, también en la plusvalía municipal, por lo que la tributación será más baja y no le interesará hacerlo. 

No venda usted

Coste de IRPF. Puede que usted se plantee también la posibilidad de vender uno de sus inmuebles, para así dotar de una mayor liquidez a su herencia (y que no sean sus hijos los que deban vender). ¡Atención!  Sin embargo, esta opción supone un mayor coste fiscal: 

  • Si es usted el que vende el inmueble, deberá declarar una ganancia en su IRPF por la diferencia entre lo que le costó adquirirlo y su precio de venta, y deberá tributar por ella.
  • Pero si son sus hijos quienes realizan la venta, para ellos el valor de adquisición será el que declaren en el ISD al liquidar el legado (valor que se acercará al de mercado), por lo que su tributación por IRPF será mucho más baja.
Constituya como legado el dinero que sus herederos obtengan por la venta de alguno de sus inmuebles. De esta forma diferirá el pago de los impuestos correspondientes a la transmisión de dichos inmuebles.