• Morales & Zaragoza. Avd. Ruzafa, 11. 1º. 03501 Benidorm (Alicante)

    Noticias

Una empresa con problemas de liquidez va a aplazar el pago del Impuesto sobre Sociedades. ¿Qué ocurrirá si no puede hacer frente a alguno de los pagos aplazados?

Aplazamiento. Una de las empresas a las que asesora no va a poder hacer frente al pago de la cuota resultante de la autoliquidación del Impuesto sobre Sociedades de 2016, por lo que va a solicitar su aplazamiento y fraccionamiento en varios plazos. ¿Qué ocurrirá si en el futuro deja de pagar alguno de esos plazos? ¿Afectará dicho impago al resto de pagos pendientes? 

Recuerde que, a diferencia de los pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades o de las retenciones practicadas, la declaración anual del Impuesto sobre Sociedades sigue siendo aplazable sin limitación alguna [LGT, art. 65.2] . 

Primero: la cuota impagada. Si la empresa no efectúa el pago de una de las cuotas dentro del plazo concedido, inicialmente Hacienda respetará los plazos de pago que se hayan acordado para el resto de cuotas pendientes. Así pues, en un primer momento sólo enviará una providencia de apremio reclamando la cuota impagada [LGT, art. 28] . 

Después: por toda la deuda. No obstante, después todo dependerá de si la empresa atiende dicha providencia [RD 939/2005, art. 54.2.b] : 

  • Si satisface la cuota pendiente dentro del plazo concedido, Hacienda sólo le exigirá un recargo del 10% de dicha cuota (el 5% si la satisface antes de recibir la notificación). En ese caso, el resto de deuda pendiente no se verá afectada.
  • Si no lo satisface en dicho plazo, Hacienda exigirá el pago de la cuota impagada con un recargo del 20% más intereses de demora. Pero eso no es lo peor: además, dejará sin efecto la totalidad del fraccionamiento inicialmente concedido.

Es decir, Hacienda le exigirá el pago inmediato de la totalidad de la deuda que quede pendiente de pago [TEAC 28-04-2017] . 

Garantías independientes. Todo lo indicado es aplicable en caso de aplazamientos sin garantías o con garantías que cubran la totalidad de la deuda aplazada. Si la empresa constituye garantías independientes que cubren una o varias cuotas aplazadas y no atiende la primera providencia de apremio por la cuota impagada, Hacienda sólo podrá exigir el pago inmediato del resto de cuotas pendientes que estén cubiertas por la misma garantía que la cuota impagada. El resto de cuotas, cubiertas por otras garantías, seguirán con el vencimiento pactado [RD 939/2005, art. 54.3.b] .