• Morales & Zaragoza. Avd. Ruzafa, 11. 1º. 03501 Benidorm (Alicante)

    Noticias

Si alguno de sus clientes tiene que solicitar un aplazamiento de impuestos, sepa que recientemente se han producido importantes cambios que limitan aún más la posibilidad de obtenerlo...

Deudas no aplazables

Nuevas limitaciones. Como sabe, a partir de 2017 la normativa se ha vuelto más restrictiva en cuanto a la posibilidad de aplazar deudas. Ahora, en general, no pueden aplazarse [LGT, art. 65.2] :

Las retenciones practicadas (sobre rentas del trabajo, actividades profesionales, intereses, dividendos, etc.), incluso aunque ello ponga en peligro el mantenimiento de la plantilla o la productividad [TEAC 23-02-2017] . Las deudas cuyo ingreso hubiese sido suspendido por la interposición de un recurso, a partir del momento en el que el procedimiento haya finalizado con una resolución firme obligando al pago de la deuda.

Las deudas por pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades (siguen siendo aplazables los pagos fraccionados realizados por empresarios en estimación directa u objetiva).

Los impuestos repercutidos y cobrados (como el IVA), excepto en ciertos supuestos especiales que se detallan más adelante.

Inadmisión de la solicitud. Si se solicita un aplazamiento en los casos indicados, Hacienda considerará la solicitud como no presentada y, transcurrido el plazo voluntario de pago, exigirá recargos de apremio (que pueden ser de hasta el 20% de la deuda más intereses) [RD 939/2005, art. 47] .

 

IVA sí aplazable

Dos supuestos
Algo más flexible. No obstante, y respecto al IVA, se han establecido dos supuestos en los que este impuesto sí será aplazable (tanto para empresarios personas físicas como para sociedades): Cuando las deudas totales aplazadas no superen los 30.000 euros (y pueda solicitarse el aplazamiento sin aportar garantías) [LGT, art. 82.2.a; Orden HAP/2178/2015] . O bien cuando, habiendo superado dicha cantidad, se acredite que las cuotas de IVA repercutido no han sido cobradas y, además, se justifique que existen dificultades transitorias de tesorería [LGT, art. 65.2.f] . Recuerde que para solicitar cualquier aplazamiento de impuestos (no sólo del IVA) es preciso acreditar que las dificultades de tesorería del contribuyente, que le impiden pagar la deuda, son transitorias y no permanentes [LGT, art. 65.1] .

Primer caso: hasta 30.000 euros
Automáticos. En este primer caso el aplazamiento del IVA es posible debido a que las solicitudes son tramitadas mediante actuaciones administrativas automatizadas. Dado que la deuda no supera ese límite, Hacienda presume que los aplazamientos solicitados cumplen los requisitos legales para ser aplazables (que el impuesto no haya sido cobrado y existan de dificultades transitorias de tesorería) [Instrucción 1/2017 AEAT, 3ª, 1.4] .

Para que Hacienda acceda a aplazar este IVA de forma automática no es suficiente con que la liquidación de IVA sea inferior a 30.000 euros, sino que es necesario que las deudas que la empresa ya tenga aplazadas sin garantías en ese momento, más dicho IVA a aplazar, no superen ese límite.

Además, Hacienda denegará las solicitudes de aplazamiento de deudas inferiores o iguales a 30.000 euros cuando el deudor tenga otras deudas en período ejecutivo respecto de las que no se haya solicitado aplazamiento, siempre que el importe total de éstas supere los 600 euros [Instrucción 1/2017 AEAT, 3ª, 3.1] .

Segundo caso: superiores a 30.000 euros
No automáticos. En caso de que la solicitud de aplazamiento supere el límite de los 30.000 euros, Hacienda seguirá un procedimiento no automatizado para su concesión. El contribuyente deberá acreditar la existencia de dificultades transitorias de tesorería y, en general, aportar garantías [LGT, art. 82.1] . Además, en el caso del IVA, deberá acreditar también que las cuotas de IVA repercutido todavía no han sido cobradas.

IVA que puede aplazarse. Pues bien, sepa que Hacienda está interpretando de forma restrictiva esta norma. Así, considera que: Para poder aplazar el impuesto, es imprescindible que el IVA repercutido que ya haya sido cobrado sea inferior al IVA a ingresar resultante de la liquidación (diferencia entre el IVA repercutido y el soportado). En ese caso, puede solicitarse el aplazamiento del IVA repercutido no cobrado, pero sólo por la diferencia entre las dos cuantías anteriores [Instrucción 1/2017 AEAT, 6ª, 2.2] . Si el importe de las cuotas repercutidas que sí han sido cobradas es superior a la cuota de IVA a ingresar, la solicitud presentada será objeto de inadmisión.

Cobro posterior. En caso de que alguno de sus clientes obtenga uno de estos aplazamientos, esté alerta: si durante la vigencia del aplazamiento se produce el cobro de parte del IVA pendiente, su cliente dispondrá de diez días para ingresarlo en Hacienda, en pago de la deuda pendiente [Instrucción 1/2017 AEAT, 6ª, 2.2.2] .

Justificación del IVA no cobrado
Justificantes. Los justificantes que deben aportarse a Hacienda para acreditar que el IVA no se ha cobrado, y que deben acompañarse a la solicitud de aplazamiento, son los siguientes [Instrucción 1/2017 AEAT, 6ª, 2.2.1] : Relación de facturas emitidas que no han sido cobradas, con identificación de clientes, cuantías y fecha de vencimiento. Justificación documental que acredite que las facturas no han sido satisfechas. Copia de cuantos requerimientos o actuaciones se hayan realizado frente al deudor reclamando el pago de las facturas impagadas. Hacienda también pide relación de las facturas recibidas, con identificación de proveedores y cuantías de las compras realizadas, y solicita que se acredite si dichas facturas han sido satisfechas (y, en su caso, los medios de pago que han sido utilizados).

Observe que, aunque Hacienda no supedita la concesión del aplazamiento al hecho de que el IVA soportado haya sido satisfecho, sí exige que se informe de su pago. Cabe entender que esta información también será determinante en la concesión del aplazamiento, y que Hacienda será restrictiva cuando dicho IVA soportado todavía no haya sido satisfecho.

 

Plazos de devolución

Automáticos. Por último, los plazos máximos de aplazamiento que Hacienda concederá en los aplazamientos automáticos (sin garantías) serán los siguientes [Instrucción 1/2017 AEAT, 3ª, 2.2.] : Seis meses para las deudas de personas jurídicas y entidades sin personalidad jurídica. Doce meses para las deudas de personas físicas. Solicitudes de importe inferior o igual a 1.000 euros: se concederá el aplazamiento en atención a la propuesta del obligado tributario, sin que se acepte que el importe de cada plazo sea inferior a 30 euros.

No automáticos. En aplazamientos no automáticos, dependerá del tipo de garantía aportada [Instrucción 1/2017 AEAT, 8ª, 3] : En caso de aval bancario y certificado de seguro de caución: 36 meses. En caso de que se aporten otras garantías diferentes: 24 meses. Y en supuestos de dispensa total o parcial de garantías: 12 meses.