• Morales & Zaragoza. Avd. Ruzafa, 11. 1º. 03501 Benidorm (Alicante)

    Noticias

Si alguno de sus clientes alquila una vivienda (como inquilino), recuérdele que debe satisfacer el ITP aplicable en estos casos..

ITP. El arrendamiento de viviendas (a diferencia del alquiler de locales, aparcamientos u otros inmuebles) está exento de IVA, por lo que queda sujeto a ITP.

El responsable de su pago es el arrendatario, y el impuesto se devenga en el momento de formalizar el alquiler [LITP, art. 7.1.B, 8.f y 49.1.a] . Cálculo. Si interviene en un contrato de alquiler de vivienda, recuerde que el impuesto a pagar se calcula de la siguiente forma:

Base . La base imponible se determina por la renta a pagar durante toda la duración del contrato (si no consta el plazo, deben computarse seis años) [LITP, art. 10.2.e] .

Cuota . La cuota se calcula según una tarifa especial recogida en la ley. Por ejemplo: para un contrato de tres años con una renta mensual de 500 euros –18.000 euros en total–, la cuota es de 72,02 euros. No obstante, algunas comunidades autónomas han modificado la tarifa aplicable en su territorio, de forma que en ellas el importe a pagar puede ser algo más elevado.

Plazo mínimo. Pues bien, respecto a la base, recuerde que existe una regla especial. En concreto, cuando el alquiler tenga por objeto satisfacer la necesidad permanente de vivienda del inquilino, el impuesto se liquidará considerando una duración mínima de tres años, aun cuando el contrato se formalice por una duración inferior.

Ello es así porque el inquilino tiene derecho a prorrogar la duración hasta esos tres años [LAU, art. 9.1; DGT V0177-17] . Sólo en caso de rescisión judicial antes del transcurso de dicho plazo procedería la devolución de la parte del impuesto satisfecha en exceso.